Con la reducción de la fuerza laboral del agua, las asociaciones público-privadas ponen el personal en manos de profesionales

Reclutar, capacitar y retener empleados de servicios públicos de agua se ha vuelto cada vez más difícil a pesar de las numerosas oportunidades de trabajo con salarios relativamente altos y requisitos educativos probables. La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) espera que el proceso se vuelva aún más difícil: alrededor de un tercio de la fuerza laboral del agua calificará para jubilarse en la próxima década.

Al mismo tiempo, los sistemas de tratamient o de agua se han vuelto más sofisticados a nivel técnico, lo que requiere especialistas altamente calificados para operarlos y mantenerlos. ¿Cómo pueden los servicios públicos de agua obtener talento durante una escasez general de mano de obra y una escasez de profesionales del agua en particular?

Construyendo la Fuerza Laboral del Agua

La EPA mantiene una lista de hojas informativas para ayudar a los nuevos operadores de agua a ingresar a las industrias del agua y efluentes. Las hojas describen las experiencias de los operadores exitosos en la capacitación y retención de los trabajadores del agua.

La agencia también ha anunciado la Iniciativa de la Fuerza Laboral del Sector del Agua de los Estados Unidos y el Programa Innovador de Desarrollo de la Fuerza Laboral de Infraestructura Hídrica, que tienen como objetivo conectar a los posibles trabajadores con oportunidades de carrera al mismo tiempo que amplían la conciencia pública.

Según la EPA, un programa efectivo de fuerza laboral de servicios de agua necesita planificación que incluye reclutamiento, retención, competencia y asociaciones comunitarias. Los programas exitosos han fomentado la inclusión, se han conectado con las comunidades y con jóvenes, han colaborado con organizaciones sin fines de lucro y escuelas, y han establecido programas de trabajo de verano, pasantías y aprendizajes.

En Sint Maarten, por ejemplo, Seven Seas y el Ministro Omar Ottley han iniciado lo que se conoce como el Programa de Desarrollo de Recursos de Desalinización (DRDP). El fondo proporcionará becas y pasantías para los habitantes de Sint Maarten interesados en el agua y los campos técnicos relacionados.

Si bien tales esfuerzos han logrado el éxito en un puñado de ciudades, muchas comunidades no tienen los recursos financieros y organizativos para desarrollar una fuerza laboral de agua, y queda por ver qué tan efectivos serán los programas de la EPA. Si bien hay 1,7 millones de trabajadores del agua en la nación, la mayoría de los servicios públicos de agua y efluentes tienen solo uno o dos empleados en el plantel de personal. Un 85% de los servicios públicos de agua y efluentes emplean a tres trabajadores o menos.

Asociaciones Público-Privadas

Un modo alternativo de entrega de infraestructura ha ido ganando popularidad en los últimos años. Con las asociaciones público-privadas (P3s), los servicios públicos pueden aprovechar la experiencia de las empresas de tratamiento especializadas. Las compañías privadas de agua mantienen su propio personal, por lo que la empresa de servicios públicos se libera de las preocupaciones de recursos humanos. Las operaciones y el mantenimiento a largo plazo (O&M) generalmente se incluyen en los acuerdos P3, pero las estructuras de los acuerdos pueden ser diversas, dependiendo de las necesidades del cliente.

Dos de las estructuras P3 más populares son los modelos de contrato construir-poseer-operar y construir-poseer-operar-transferir. Operan algo así como un acuerdo de concesión. En virtud de estos modelos, la compañía de agua construye el activo de agua y asume la responsabilidad de la O&M a largo plazo.

Algunos de los primeros acuerdos de agua P3 ganaron una desafortunada reputación de precios de explotación, y la “privatización” inicialmente adquirió algunas connotaciones negativas. Desde entonces, sin embargo, el P3 ha evolucionado, con contratos basados en el rendimiento que alinean los intereses del socio público y privado. Muchos estados y países de los Estados Unidos en todo el mundo están estableciendo marcos legales para fomentar los P3 debido a sus significativas ventajas.

Water-as-a-Service® de Seven Seas Water Group, por ejemplo, ofrece acuerdos BOO y BOOT con precios establecidos por adelantado, y la calidad del agua está garantizada o la compañía no recibe el pago. Water-as-a-Service® también puede adquirir activos de agua, repararlos y actualizarlos, y luego operarlos y mantenerlos.

Las estructuras P3 de Water-as-a-Service® de hoy en día cultivan asociaciones a largo plazo, y el personal para las plantas se puede contratar y desarrollar desde dentro de la comunidad a la que sirve la infraestructura. Comuníquese con Seven Seas para explorar cómo las opciones de P3 pueden beneficiar el servicio de agua de su comunidad.
Crédito de imagen: zstockphotos/123RF

Loading...